La disciplina hace un liderazgo efectivo que te lleva al éxito

Las personas con disciplina tienen una vida ordenada, saben lo que quieren y toman buenas decisiones, atributos de un gran liderazgo. Por ello tener el auto-control te ayudará a llevar la vida que siempre quisiste y sentirás por consiguiente una mayor satisfacción y notarás que tu liderazgo se expande.

En cambio las personas que son desordenadas no tienen enfoque definido, hacen las cosas por hacer y se dejan dominar por sus sentimientos.

La auto-disciplina es el hábito que garantiza la realización de cada una de nuestras metas así como la construcción de un liderazgo sólido.

Cómo lograr disciplina para tu liderazgo es el artículo que nos va a alcanzar muchas ideas para construir esa fuerza interna que necesitamos para concretar objetivos o proyectos, así que vamos a detallarlos con bastante minuciosidad

#1. Fortalece el enfoque

Evita cualquier tipo de distracciones que retrasen la realización de tus planes, hay mucha gente por ejemplo que le gusta dormir mas allá de la hora que ellos mismo se programan, si eres de esos a los que les gusta dormir demasiado seria bueno utilizar la regla de los 5 segundos, cuando suene el despertador cuenta mentalmente del 5 al 1 y para cuando llegues al numero 1 si o si ponte de pie veras que te sentirás mejor.

El enfoque es visualizar nuestro día como queremos que se de, es pensar en nuestra meta, así que enfocarte es tu mejor opción todos los días sin fallar.

Este es buen momento para decir que las personas exitosas no necesariamente son las más inteligentes o han tenido a su favor estudios universitarios, si no son personas que en la mayoría de los casos han sabido enfocarse (rasgo característico del liderazgo) y no romper esa concentración para avanzar día a día en la consecución de una meta de manera disciplinada.

Con fe, disciplina y desinteresada devoción al deber, no hay nada que merezca la pena que no puedas lograr.-Muhammad Ali Jinnah.

#2. Proponte metas claras y realízalas

Saber adónde quieres llegar te ayudará a motivarte, imaginarte logrando tus metas jugará a favor de reforzar tu disciplina y liderazgo. Caso contrario es muy fácil tirar toalla porque no tienes claridad en lo que deseas lograr.

El siguiente paso es tener un plan que permita realizar tus objetivos. Si solo te pasas pensando en lo que quisieras y no haces nada para realizarlo, eres solo un soñador frustrado.

» También te puede interesar: 5 poderosas frases explicadas para hacerte un gran líder

Con la planificación podrás avanzar paso a paso, día tras día, mes tras mes en lo que deseas lograr, utiliza un cuaderno de preferencia donde tengas bien claro tus actividades día por día y así en el tiempo verás los grandes resultados que esta te genera.

Una vez que tienes compromiso, es necesario disciplina y trabajo duro para llegar hasta allí.-Haile Gebrselassie.

#3. Trabaja tu disciplina

Nadie nace con buenos hábitos, eso se va formando con el tiempo, con el tipo de educación que recibió en casa y de su entorno, para ser disciplinado hay que trabajar a diario, como dormir o comer es indispensable para vivir, la fuerza de voluntad es como la gasolina que te impulsa a seguir con tus planes.

Un consejo que dan los expertos en productividad y alto rendimiento es empezar el día con las primeras acciones bien desarrolladas, un ejemplo sería el hacer tu cama ni bien te levantas.

Aunque parezca gracioso, es la mejor estrategia que le muestras al cerebro ya que de manera  disciplinada realizas una actividad inmediata al hacer tu cama, esto generará una sensación de que vas logrando objetivos por más pequeños que sean. Al fin y al cabo todos estamos felices de determinar un día de actividades y llegar a una cama bien hecha.  

Afirmación sin disciplina es el comienzo de la desilusión.-Jim Rohn.

#4. Practica hábitos

Según diferentes estudios se necesita de 21 días para activar un hábito así que la mejor manera de cultivar al máximo la disciplina será con la perseverancia, día a día no dejes de seguir de cerca tus hábitos y cambiar los que no te representan crecimiento, de esta forma verás como en muy poco tiempo construirás grandes resultados.

Te recomiendo hacer una lista de los malos hábitos que diariamente están en tus actividades, de esta manera iniciar un proceso de transformación, al comienzo te saldrá incómodo y hasta sonará imposible.

» También te puede interesar: Los 6 mandamientos de todo triunfador

Por ejemplo si tu mal hábito es levantarte tarde, cambiarlo por un nuevo hábito el de levantarte temprano será desafiante, pero te garantizo que en los primeros 4 o 5 días iniciarán el gran cambio, 21 días después esto quedará plasmado en tu cerebro y te sera normal levantarte temprano sin dificultades.

Busca la libertad y conviértete en cautivo de tus deseos. Busca la disciplina y encuentra la libertad.-Frank Herbert.

#5. Trabaja tu inteligencia emocional

Hay situaciones que te hacen perder el control, antes que esto ocurra debes estar preparado para estas situaciones y saber cómo manejarlo para no caer en la tentación de tomar decisiones basadas en las emociones del momento y luego arrepentirte.

Sabemos que tenemos dos clases de cerebros el racional y el emocional por eso es muy importante aprender a educar y manejar nuestras emociones según las circunstancias, no olvides que la inteligencia emocional es clave para tu liderazgo personal.

El libro de Daniel Goleman Inteligencia Emocional es una extraordinaria sugerencia para empezar un entrenamiento en mención, la idea es manejar en equilibrio nuestra vida sin darle protagonismo completo a las emociones o al razonamiento, ya que ninguno de los dos trabajando sólo hace de nosotros una gran persona, es importante tener el respaldo emocional y racional en todos los procesos que experimentamos a diario y de esta forma reforzar nuestra disciplina,

Creo que a través del conocimiento y la disciplina, la paz financiera es posible para todos.-Dave Ramsey.

#6. Recompensate

Cada vez que logres tus metas recompensarte con algo que te guste, esto te ayudará a seguir motivado y avanzar. Los estímulos son una manera de llegar más rápido a nuestra meta.

» También te puede interesar: Las 7 Estrategias de poder para tu autoestima

Hasta este punto entiendo que tienes un cuaderno con tu planificación diaria semanal o mensual, al concretar con éxito cada una de tus tareas, no olvides este gran reconocimiento con detalles muy sencillos, cómo por ejemplo tomar un helado, mirar una película, dejando en claro que son las recompensas por un trabajo disciplinado y bien desarrollado.

La disciplina de escribir algo es el primer paso para hacer que suceda.-Lee Iacocca.

#7. No te des por vencido

No todo lo que queremos llegara rápido, algunas metas toman su tiempo, ese no debe ser motivo para rendirnos, no te dejes llevar por las distracciones o los errores, eso solo te llevara a una depresión profunda y perderás el enfoque de tus metas. Aprende a reconocer las fallas, aprende de ellas para seguir adelante con más fortaleza.

Las personas extraordinarias como grandes atletas, empresarios exitosos, o grandes líderes han llegado a un nivel de éxito por su disciplina y sobre todo por su perseverancia.

Si las cosas no funcionan como tú las hiciste intenta de otra manera, si eso falla cambia la forma e intentalo otra vez, pero jamás cambies el objetivo de lo que deseas lograr.

» También te puede interesar: Mis programas de radio haciendo click aquí

Como lograr disciplina para tu liderazgo fue un articulo hecho para darte una serie de secretos poderosos que usan las personas exitosas y los grandes líderes, cultivala y bienvenido al club de los mejores.

Si te gusto este artículo compártelo con tus amigos, dejame un comentario sobre como trabajas tu la disciplina en tus planes.

Que un hombre se conquiste a sí mismo es la primera y más noble de todas las victorias.-Platón.